CARTA A LOS REYES MAGOS DE NUESTRAS PERSONAS USUARIAS

Las personas usuarias de la Comunidad Terapéutica han escrito su carta a los Reyes Magos de Oriente para la noche más mágica del año.

Con esta tradición, nuestro equipo trata de recordarles lo importante que es mantener la ilusión y la esperanza por aquellas pequeñas cosas que merece la pena celebrar. El Día de Reyes es muy especial en nuestros centros, y por ello, hoy os transmitimos cuáles son sus deseos:

Primera carta:

Érase una vez 3 Reyes Magos (MelJoaquín, GasFel y JuanBaltasar) que venían desde un duro camino dominado por unos maléficos camellos llenos de impulsividad, nerviosismo y malestar.

De pronto, vieron una estrella reflejada en un bello riachuelo, al que le pusieron el nombre de StarCarmen. Ésta se unió a ellos en el camino de la esperanza, ilusión y positividad.

Dichos Reyes le pidieron a gritos alcanzar su objetivo, que no era otro que reunirlos con el resto de sus compañeros de PoBelén para llevarles los valores de valentía, esfuerzo y constancia que tanto ansiaban.

Estos reyes y su estrella se encuentran actualmente en dicho camino y, colorín colorado, este cuento no ha acabado aún, pues su esfuerzo y virtud les serán recompensados en gratitud.

Segunda carta:

Queridos Reyes Magos:

En este año que hemos comenzado guiados por la Estrella de Oriente, queremos pediros no regalos materiales y sí deseamos que nos carguéis de valores.

Lo material lo conocemos y de valores carecemos. Necesitamos herramientas para nuestras nuevas vidas.

Deseamos: saber escuchar, un kilo de reconocer errores, toneladas de actitud positiva y quintales de gratitud. También, que nos llenéis de constancia, comprensión, amabilidad, empatía y capacidad de pedir ayuda cuando lo necesitemos.

En definitiva, mis queridos Reyes Magos, sabemos que si nos concedéis estas peticiones nuestras vidas mejorarán y en la comunidad se respirará «felicidad».

Un saludo, mis queridos Reyes Magos.

Guía para el autocuidado de profesionales en el ámbito social a través de las Prácticas Restaurativas.

El Centro ANTARIS, la Asociación Elige La Vida, JOMAD, SILOÉ Jerez y la Asociación Poveda hemos elaborado la Guía para el autocuidado de profesionales en el ámbito social a través de las Prácticas Restaurativas.

Esta guía está dirigida al bienestar de profesionales del ámbito social que pueden sufrir cierto desgaste emocional debido a las actividades diarias.

¡Descárgatela aquí!

Una actividad dentro del Programa Marco «Prácticas Restaurativas para la Cohesión Social» financiada por la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación y gestionada por la Federación Andaluza ENLACE.

Desde la Asociación Poveda compartimos el Manifiesto del VIH-SIDA este 1 de diciembre.

MANIFIESTO 1 DE DICIEMBRE, DÍA MUNDIAL DEL VIH-SIDA

40 AÑOS DE PANDEMIA

El 5 de junio de 1981 se diagnosticó el primer caso de Sida y, desde sus inicios, la infección trascendió lo biológico para convertirse en un fenómeno político y social con una alta carga moralizante, discriminatoria y estigmatizante, que culpabilizaba a las personas afectadas.

Muestra de aquello es que se empezó a denominar peste rosa, cáncer gay o enfermedad de las cuatro haches, en referencia a los homosexuales, heroinómanos, hemofílicos y haitianos.

La historia de estos cuarenta años de pandemia ha estado llena de luces y sombras.  Hemos pasado de aquel lamentable slogan de SILENCIO=MUERTE al esperanzador INDETECTABLE=INTRANSMISIBLE; la respuesta al VIH se ha convertido en un catalizador de la conquista de derechos de las minorías sexuales y otras personas excluidas como las usuarias de drogas, las privadas de libertad, las migrantes o en situación de prostitución, y  del derecho universal a la salud y al acceso a tratamientos. La respuesta al VIH ha sido, desde sus inicios, una cuestión de derechos humanos.

En estos 40 años, el papel de la sociedad civil ha sido un agente fundamental en la respuesta al VIH sirviendo de ejemplo para muchas otras causas y siendo las personas con el VIH las  protagonistas como motores de cambio. Por desgracia, en los últimos tiempos estamos observando el retorno de viejos discursos reaccionarios que atentan contra aquellos derechos que tanto costó alcanzar. Vivimos con preocupación el auge de ideologías machistas, homofóbas, transfóbas y xenófobas, ante las que la sociedad civil NO VA A PERMITIR NI UN PASO ATRÁS.

En estos 40 años, cerca de 80 millones de personas han adquirido VIH y alrededor de 36 millones han fallecido a causa del Sida. En nuestro país, más de 200.000 personas adquirieron el VIH y cerca de 60.000 murieron por causas relacionadas con el Sida. Pese a lo demoledor de estas cifras, los avances en la respuesta al VIH han sido impresionantes.

Desde inicios del presente siglo se ha conseguido reducir alrededor de un 50% la cifra de nuevas infecciones y de muertes a nivel global, y en 2020, 27,5 millones de personas en el mundo tenían acceso a tratamientos, frente a los 8 millones que había en 2010.

En España, es necesario seguir trabajando para conseguir alcanzar los objetivos marcados por ONUSIDA para 2025. Estamos bien situados en los tres primeros objetivos con un 87% de personas con el VIH diagnosticadas, de las cuales el 94% están en tratamiento y el 90% tienen la carga viral indetectable (INDETECTABLE es igual a INTRANSMISIBLE), sin embargo, estamos todavía lejos de alcanzar del cuarto 95% referente a la calidad de vida y el objetivo de 0 discriminación.

Además, en la prevención seguimos fallando. Llevamos casi una década con cerca de 4.000 nuevos diagnósticos al año que se ensaña con las poblaciones más vulnerables y una tasa de diagnóstico tardío cercana al 50%

Desde principios de este siglo, el VIH ha afectado especialmente a hombres gays, bisexuales y otros hombres que tienen sexo con hombres, pero también ha alcanzado a las personas usuarias de drogas, a población migrante y a las mujeres. Especial relevancia tiene el impacto del VIH en las mujeres transexuales, con una prevalencia superior al 15%; en las personas privadas de libertad, con una prevalencia superior al 5%; y en las personas en riesgo de exclusión social. Además, el incremento constante de las infecciones de transmisión sexual, nos obliga a replantearnos el modelo de atención a la salud sexual dentro de nuestro sistema sanitario, la necesidad de adaptar los recursos y  crear servicios accesibles.

No obstante lo anterior, en los tres  últimos años se han dado pasos muy importantes en la respuesta frente al VIH. Junto a los avances en la consecución de los objetivos 90-90-90 de ONUSIDA, en 2019 la PrEP se incluyó en el Sistema Nacional de Salud y, pese a las dificultades de la actual crisis sanitaria, esta importante herramienta ya está disponible en todas las CC. AA; seguimos avanzando en la implementación del PACTO SOCIAL POR LA NO DISCRIMINACIÓN Y LA IGUALDAD DE TRATO  ASOCIADA AL VIH, habiéndose eliminado la exclusión de las personas con el VIH en el acceso a función pública;  y España vuelve a estar presente en los foros internacionales, en este sentido, el Gobierno reafirmó su compromiso de contribuir a la estrategia de ONUSIDA para poner fin a la pandemia  como amenaza para la salud pública para el 2030, y alcanzar los cuatro 95% para 2025.

Todos estos logros renuevan nuestro  empeño de seguir trabajando codo con codo con las administraciones para avanzar en nuestros objetivos. Y para ello, necesitamos que se nos escuche.  Hoy,  en la conmemoración del Día Internacional del VIH/SIDA, CESIDA y sus entidades miembro reivindicamos que:

  • Tras 40 años de pandemia no podemos permitir que la actual crisis se cebe de nuevo en las personas más vulnerables. Para ello es imprescindible articular un mecanismo de protección social que garantice el acceso a recursos básicos para estas poblaciones.
  • Tras 40 años de pandemia demandamos que el proyecto de Ley de medidas para la equidad, universalidad y cohesión del Sistema Nacional de Salud  recoja las demandas de la sociedad  civil, para conseguir una legislación estatal plenamente inclusiva que reconozca el derecho a la atención sanitaria, en igualdad de condiciones, a todas las personas que viven en España, independientemente de su situación administrativa, su tiempo de residencia  o la Comunidad Autónoma donde residan.
  • Tras 40 años de pandemia es necesario garantizar el acceso al diagnóstico del VIH y otras ITS a todas las personas que lo necesiten. 
  • Tras 40 años de pandemia es imprescindible afianzar los logros obtenidos y seguir avanzando en la implementación de las medidas recogidas en el PACTO SOCIAL POR LA NO DISCRIMINACIÓN Y LA IGUALDAD DE TRATO ASOCIADA AL VIH.
  • Tras 40 años de pandemia necesitamos más centros públicos sanitarios de diagnóstico de Infecciones de Transmisión Sexual, que los que ya existen no tengan lista de espera y que se apoye el modelo de atención comunitario,  posiblemente la mejor estrategia preventiva para reducir de forma drástica las tasas de diagnóstico tardío.
  • Tras 40 años de pandemia se debe asegurar el acceso a la PrEP a todas las personas que la necesiten en todo el territorio español, eliminando las listas de espera.
  • Tras 40 años de pandemia es necesario hacer efectiva la transferencia de la competencia en sanidad penitenciaria a los servicios de salud autonómicos. Han pasado ya 18 años desde su aprobación legal y aún no se ha realizado.
  • Tras 40 años de pandemia tenemos que incorporar los modelos de atención a la cronicidad, ya contemplados por el sistema y requieren una fuerte inversión en recursos humanos y materiales, incorporando experiencias que se han puesto en marcha durante la pandemia, para mejorar la calidad de vida. 
  • Tras 40 años de pandemia las asociaciones hemos demostrado ser indispensables para articular una respuesta al VIH de forma continuada, apoyando a las poblaciones vulnerables cuando no existían otros recursos, y por ello se debe garantizar nuestra sostenibilidad.
  • Tras 40 años de pandemia se debe asegurar una atención socio-sanitaria a las personas con VIH teniendo en cuenta sus singularidades, especialmente las de las mujeres y las personas mayores, los supervihvientes.
  • Tras 40 años de pandemia  es imprescindible reforzar el liderazgo político y el compromiso económico que garantice la existencia y la sostenibilidad de la respuesta a la infección por VIH mediante recursos humanos y económicos articulados a través del Plan Nacional sobre el sida y sus homólogos autonómicos como organismos coordinadores de las políticas de prevención, asistencia e investigación relacionadas con el VIH y otras ITS.
  • Tras 40 años de pandemia es imprescindible reconocer la especialidad de Enfermedades infecciosas para asegurar el relevo generacional de nuestros médicos.

La actual situación de crisis sanitaria seguirá teniendo un impacto económico y social enorme en todo el mundo en los próximos años. Se han logrado avances en tiempo récord para acabar con el COVID-19 y el VIH permanece sin cura y sin vacuna. Por eso, hoy, tras 40 años de pandemia, necesitamos la implicación de todas, todos y todes para que no se produzca un retroceso en la respuesta local, autonómica, estatal e internacional frente al VIH y al SIDA; y trabajar conjuntamente por un mismo fin: conseguir una generación libre de VIH, porque tenemos todas las herramientas para lograrlo.

Entrevista a María, educadora en la Asociación Poveda para el Día de Internacional de la Salud Mental

Este domingo 10 de octubre se celebra el Día Internacional de la Salud Mental, por lo que desde la Asociación Poveda nos sumamos a seguir trabajando para conseguir más recursos y reducir el estigma.

Para ello, entrevistamos a María que lleva trabajando desde 2007 en la Asociación Poveda y con la que conoceremos algunos términos y cómo trabajamos para la mejora de la salud mental en nuestra asociación.

  1. ¿Es la salud mental uno de los principales retos a los que nos enfrentamos en la actualidad?

«La salud mental, es sin duda uno de los retos a los que nos enfrentamos en la actualidad y desde hace varios años.

Si bien no tengo tan claro si es un reto de la sociedad, a pesar de las campañas de concienciación que se están lanzando en la actualidad, sí puedo afirmar que desde nuestro ámbito laboral llevamos un periodo de tiempo considerable ocupándonos de este tema y teniéndolo muy presente en el enfoque de los tratamientos que se ofrecen»

2. ¿Cómo afecta una adicción al bienestar mental?

«Las adicciones afectan de forma negativa al bienestar mental.

Además de provocar cuadros de ansiedad, depresión, dependencia, etc. no permiten o dificultan el desarrollo personal, social y psíquico de los individuos«.

¿Existen casos de patología dual en la Asociación Poveda?

Sí, la mayoría de las personas usuarias que tratamos en nuestra asociación presentan patología dual.

3. ¿Afecta por igual a hombres y mujeres? Si no es así, ¿en qué se diferencian?

«En mi opinión, no hay grandes diferencias en cómo afecta la patología dual a hombres y mujeres.

No obstante, sí detectamos más casos en hombres que en mujeres, aunque pienso que puede estar relacionado con que mayoritariamente son ellos quienes acceden al recurso. Esto no quiere decir que sean ellos quienes se vean más afectados que ellas.

Algunas otras diferencias que podemos observar pueden estar causadas por la diferencia en el tiempo que tardan en reconocer el problema, pedir ayuda y llegar al recurso.

En este caso, el tiempo suele ser mayor en mujeres, por lo que la incidencia de la patología dual sobre ellas suele ser mayor a la de los hombres a causa de esta espera. No obstante, no considero que esto sea inherente al género de forma directa.»

4. ¿Cómo es el tratamiento psicológico que realizáis desde la Asociación Poveda?

En líneas generales, el tratamiento que se ofrece en la Asociación Poveda está enfocado a la deshabituación y desintoxicación.

Trabajamos de forma transversal todos los aspectos que intervienen en la madurez personal, habilidades sociales, el uso «sano del tiempo libre» o identificar señales de alarma y situaciones de riesgo.

Además, practicamos la adherencia al tratamiento tanto psicológico como farmacológico, la adquisición de hábitos de vida saludable, así como otros aspectos importantes enfocados a reconducir la vida de estas personas.

Todo ello acompañado y apoyado en un tratamiento psicoterapéutico individualizado donde se pretende dotar a cada persona de las herramientas necesarias para hacer frente a su realidad.

Prevención de adicciones: qué es y cómo podemos tratarla

El consumo de sustancias adictivas ha sido un hito permanente a lo largo de la historia.

De esta forma, según el Informe 2021 del Observatorio Español de Drogas y Adicciones ‘Alcohol, tabaco y drogas ilegales’ se señala que las principales sustancias consumidas son el alcohol, el tabaco, los hipnosedantes, el cannabis y la cocaína entre la población de 15 a 64 años.

Además, durante estos dos últimos años la pandemia ha sido un hecho desencadenante para el incremento de ciertas sustancias como han sido el alcohol, los hipnosedantes y la tecnología.

Ante estos hechos son varios los agentes que a nivel internacional y nacional han cooperado para que la visibilidad y sensibilización en materia de adicciones entre la población sea cada vez mayor.

Por ello, es necesario establecer la prevención como uno de los ejes claves para el presente y futuro de la atención a las adicciones, especialmente entre la población adolescente, pues son los más vulnerables ante esta situación.

¿Qué se entiende por prevención de adicciones?

En primer lugar, es necesario destacar que para entender adecuadamente de qué se trata la prevención es necesario comprender que la adicción no es un hecho aislado que repercuta de forma individual.

Las adicciones tienen lo que podemos considerar un efecto ‘’onda expansiva” pues sus consecuencias también atañen al núcleo familiar, educativo o social de la persona que lo padece.

En consecuencia, se entiende la prevención del consumo de drogas como las acciones dirigidas a erradicar comportamientos de riesgo a favor de conductas saludables y positivas que integren el análisis del impacto y daño que genera el consumo.

Principalmente, cuando se analiza la prevención debemos tener en cuenta que el fin principal es asegurar la salud física y mental de la persona o personas que se ven inmersas en una adicción.

Para ello, hay dos líneas estratégicas claves dentro de este proceso como son eliminar los factores de riesgo o disminuir su incidencia y, por otro lado, potenciar los elementos de protección hacia el individuo y la sociedad.

¿Desde qué ámbitos se puede tratar la prevención?

Tal y como habíamos adelantado, es necesario que la prevención se trate desde una perspectiva integral con una información lícita y transparente por parte de todos los agentes implicados.

En este caso, vamos a destacar tres ámbitos fundamentales: el familiar, el educativo y el social o comunidad.

  • Ámbito familiar

El núcleo familiar quizás sea el más importante a la hora de prevenir la caída en una adicción tanto por cercanía como por ser los encargados de transmitir valores asociados a la responsabilidad, el bienestar y la protección durante la educación. 

Al ser el primer contacto social que una persona mantiene a lo largo de su vida, serán los aprendizajes que haya obtenido de su relación con la familia lo que determinará en gran medida la actitud con la que afronte el futuro.

Durante la etapa de la infancia y la adolescencia es crucial que se establezca una buena comunicación, se creen límites que eviten conductas adictivas y se compruebe la evolución de los niños y niñas para detectar a la mayor brevedad posible algún indicio del consumo de sustancias.

  • Ámbito educativo

El equipo docente y el área de enseñanza serán esenciales para trabajar en la prevención de las adicciones.

En este espacio es donde se forjan, frecuentemente, las primeras amistades y vínculos, por lo que es necesario que se establezcan protocolos de información, protección y actuación ante las drogas.

Con ello, el equipo educativo reforzará la importancia de crecer con estilos de vida saludables, responsabilidad afectiva y de tolerancia cero ante el consumo de drogas o conductas adictivas.

  • Ámbito social

Por último, dentro de este grupo se encuadran las políticas establecidas a nivel autonómico y nacional para la prevención del consumo de drogas, así como los planes y charlas formativas destinadas a profesionales sanitarios, personas en situación de vulnerabilidad o entidades entre otros.

Asimismo, debemos destacar que será muy importante el control que se realice del ocio nocturno en este ámbito para evitar el consumo y el tráfico ilícito de drogas especialmente entre la población adolescente durante el tiempo libre, fomentando con ello un ocio saludable.

Pautas para la prevención de adicciones.

A continuación, vamos a enumerar algunas recomendaciones generales para trabajar en la prevención de adicciones que puedan aplicarse de forma sencilla y que ayuden a crear vínculos positivos.

  • Trabajar y reforzar la autoestima para obtener una percepción positiva de uno mismo.
  • Forjar una buena comunicación y un clima familiar basado en la confianza.
  • Crear rutinas saludables.
  • Elegir actividades de ocio y tiempo libre que fomenten el desarrollo personal, la deportividad, la diversión saludable y la relación con el entorno que nos rodea.
  • Enseñar a gestionar las emociones y la importancia de expresar cómo nos sentimos en cada momento, por qué sucede esto y cómo podemos mejorarlo.
  • Hablar abiertamente de las drogas: ofrecer información, atender las dudas y consultas, proporcionar herramientas que favorezcan la prevención.
  •  La importancia de “decir no” y de poner límites.

Desde la Asociación Poveda seguiremos manteniendo nuestro firme compromiso con la prevención de adicciones.

Para ello, participamos en diversos programas de prevención de adicciones junto a con otros profesionales y entidades educativas a las que poder transmitirles nuestras vivencias y experiencia personal sobre el tratamiento de adicciones.

Las adicciones te alejan de lo más importante, tú mismo. ¡Ayúdanos a combatirlas!

«Mis prácticas en la Asociación Poveda» – Mónica Menjíbar

«La Asociación Poveda me ha dado una gran oportunidad para crecer personal y profesionalmente. Me han incluido como una más del equipo profesional desde el minuto uno, teniendo en cuenta y contando con mi trabajo en la Comunidad para cualquier decisión de equipo, además de la opinión de ellos.

Me han enseñado a tratar con los usuarios, me han dado una perspectiva interdisciplinar, es decir, cómo puede verse el comportamiento y las conductas de cada usuario desde las distintas profesiones y no solo desde la psicología, de manera que así se fortalece y enriquece la experiencia.

He podido protagonizar talleres grupales, participar en terapias grupales e individuales, colaborar en reuniones de equipo y realizar entrevistas, encuestas y cuestionarios de manera autónoma a los usuarios, entre otros.

Siempre he podido contar con la ayuda de cualquier profesional de Poveda cuando la he necesitado y con mucho gusto han sabido cómo explicármela.

Sin duda una gran experiencia y lección de vida.»

– Mónica Menjibar

Desde La Asociación Poveda queremos agradecerle a Mónica su excelente trabajo y la implicación que ha mostrado con las personas usuarias desde que llegó a la Comunidad Terapéutica.

Para nosotros/as ha sido todo un placer poder tenerla estos meses en nuestro equipo y observar cómo ha evolucionado. Una persona llena de ideas, ganas de aprender y, sobre todo, con pasión por su trabajo.

Mónica se ha mostrado dispuesta en todo momento a ayudarnos en todo aquello que necesitáramos, nos ha aportado nuevos puntos de vista y ha dado cada día lo mejor de sí durante esta experiencia.

Esperamos que hayas podido disfrutar de esta etapa y que hayas aprendido tanto como nosotros/as lo hemos hecho contigo.

Gracias por formar parte de la Asociación Poveda y por las palabras tan bonitas que nos has dedicado.

Te deseamos lo mejor en esta nueva etapa.

Asociación Poveda comparte el Manifiesto de la Federación Enlace

26 de junio

Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas

MANIFIESTO

Un año más, la Red de Atención a las Adicciones de Andalucía, representada por ENLACE y sus 90 entidades federadas, hace un repaso de los retos y las asignaturas pendientes en materia de drogodependencias y otras adicciones.

En sintonía con la Estrategia Nacional de Adicciones y las aportaciones realizadas por UNAD, la Red Estatal de Atención a las Adicciones de la que ENLACE forma parte, reclamamos la necesidad de que las Administraciones Públicas y el Tercer Sector redoblemos los esfuerzos para atender las necesidades de las personas con problemas de adicciones.

Como Red andaluza abogamos por una serie de medidas que nos ayuden a avanzar hacia una sociedad más saludable, preventiva e integradora:

  1. Es preciso seguir insistiendo y concienciando acerca de los riesgos que conlleva el consumo de sustancias, sobre todo entre las personas jóvenes, con información veraz basada en evidencias científicas.
  2. Las adicciones no afectan en igual medida a hombres y a mujeres, por eso reclamamos la incorporación de la perspectiva de género en el abordaje de las mismas, tanto en el acceso a los recursos y servicios, como en el enfoque de los programas de prevención y tratamiento.
  3. Vemos con gran preocupación el aumento de casos de adicciones sin sustancia, en especial el juego (presencial y online) y el uso abusivo de internet, redes sociales y medios digitales, por lo que es urgente incrementar las medidas preventivas y de tratamiento para hacerles frente.
  4. Es cada vez más frecuente encontrarnos con personas con problemas de adicciones que a la vez han desarrollado alguna patología mental, de ahí que sea necesario destinar más recursos para abordar de manera integral la patología dual.
  1. Vemos con enorme preocupación la expansión y agresividad del sector del negocio del juego y consideramos que urge una regulación restrictiva de la publicidad y del mercado que proteja la salud de las personas, y particularmente, la de las más jóvenes.
  2. Otro de los perfiles que nos encontramos en el tratamiento de las adicciones es el de las mujeres víctimas de violencia de género, que les lleva a ser mucho más vulnerables, por lo que es preciso intervenir de una manera diferenciada, proporcionando recursos específicos para tratar tanto sus dificultades como víctimas de violencia de género como las que llevan consigo sus adicciones.
  3. Consideramos que la política de drogas ha de estar basada, antes que nada, en el respeto de los derechos humanos, la prevención y la reducción de daños y, más concretamente, demandamos una regulación del mercado de cannabis como medio para proteger de manera más eficaz a los/as más jóvenes.
  4. Desde nuestro trabajo en los centros penitenciarios vemos con gran dolor el elevado porcentaje de personas drogodependientes privadas de libertad que podrían y deberían estar recibiendo más y mejores medidas de tratamiento, tanto fuera como dentro de prisión.
  5. Demandamos un mayor esfuerzo de atención social y educativa a las poblaciones en situación de mayor vulnerabilidad para prevenir las adicciones.
  6. Consideramos necesario que los programas de tratamiento de las adicciones sean flexibles y se adapten a las necesidades de las personas mayores, que nos son las mismas que las de las jóvenes, ni las de quienes padecen a la vez otras patologías.
  7. Abogamos por el fomento de la prevención, la detección precoz y el tratamiento de las adicciones desde el ámbito sanitario y la atención primaria.
  8. Reclamamos una mayor atención al uso abusivo de psicofármacos, poniendo en marcha medidas preventivas y ofreciendo tratamiento en los casos de adicción.

CERRANDO 2020

Queremos agradecer y valorar a todas las personas que nos han acompañado, de alguna manera en 2020. En este año tan complejo, donde convivimos con la angustia de la pandemia, la soledad de no poder ver a nuestros seres queridos, las dificultades del trabajo diario …, nos hemos sentido acompañados y cuidados por muchas personas, que de alguna manera formáis parte de nuestro proyecto: Equipo de profesionales, usuarias y personas que estuvisteis en alguno de nuestros recursos en otros momentos, familiares, socias, aliadas y tantas otras con las que caminamos juntas. Os deseamos lo mejor para 2021.